Chanta cuatro: un documental transmedia

Este proyecto surge del taller de extensión "Narrativas transmedia" de UNRaf. Nuestro objetivo era contar la historia de un lugar y su gente y pensamos que dentro del paisaje urbano, los bochófilos eran un fenómeno que podía narrarse. En una ciudad formada por inmigrantes, las bochas son lo que heredamos de ese pasado: un pasatiempo de pulpería, amigos y anécdotas de antaño.

unraf
unraf

Soy bochófilo

Estos son los testimonios de algunos bochófilos locales: los que juegan y los que van a mirar.

Líneas

Un ensayo audiovisual sobre el campo, los protagonistas en acción y el folklore que hace al juego.

Dónde está el campito

Acá podés visitar a los bochófilos y jugarles un partido.

El campo en 360º

Conocé el folklore de un partido desde adentro.

El campo ayer y hoy

El juego de campo es familiero. Lo hacen hombres, mujeres y niños en parques, descampados, casas de fin de semana o clubes como pasatiempo y diversión.

Campo Ayer

Los torneos al campo se hacían cuando era la fiesta del pueblo, junto a otras actitividades propias del acontecimiento, alrededor de la plaza o en campos agrestes. Se jugaba "de levante", con bochas de madera (la mayoria de palo santo y quebracho) que tenían dibujos con tachas de bronce (orfebres). Los equipos eran de tríos, o a veces de pareja. Los bochófilos de la región se juntaban en Maria Juana, Santa Clara, Lehmann, Sunchales, San Francisco, Carlos Pellegrini, Freyre y otras localidades cercanas. También estaban los encuentros en el boliche de Piccard, para conversar sobre alguna jugada, con algún aperitivo de por medio y la infaltable partida de cartas.

Campo Hoy

Cambiaron mucho los espacios de juego. De a poco el campo fue desplazado por la cancha o por lugares menos agrestes. Comenzó a jugarse mucho "arriba mano", con otro tipo de bochas plásticas de 1 Kg 300 grs. Los jugadores dejaron de armar los equipos y quedaron librados a la suerte y al azar del sorteo de nombres. En la actualidad siguen las fiestas bochófilas como la que se organiza en el Club Ciclista, todos los meses de Enero de cada año. Lo que no cambia es lo intenso, emocional y auténtico del encuentro: las bochas siguen siendo un núcleo de reunión social y camaradería.

Contanos tu historia bochófila. Sorteamos un kit de bochas. ¡Participá!

¿Sos bochófilo? Contanos tu historia